Tulancingo cultural

tras los tules...

 

Principal(portada) en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

zona arqueológica de Huapalcalco - pinturas rupestres - Info on Otomi groups - Catedral 

 
 

Museo del Ferrocarril - Museo de Datos Históricos - monumentos históricos - Archivo Histórico de Catedral - personajes

 

 

  Rescate del Centro Histórico  

Demanda ciudadana

 
  ¿Qué pasa con nuestras calles?      
     

29 de mayo, 2006

 
  Maqueta del proyecto, 6 de junio, 2006      
         
 

Desde que escuchamos hablar del Rescate del Centro Histórico, muchos nos preguntamos ¿cuál? ah, se han de referir a la Catedral pero resulta que nuestro icono trabaja solo, paso a paso va realizando los trabajos de restauración necesarios, alguna que otra persona se acerca a apoyar, ver qué se puede hacer, luego se reúnen sin tener mayor trascendencia, sin buscar la cohesión con el Patronato del Rescate del Centro Histórico o con otros grupos.

El Centro Histórico de portales que todavía algunos recuerdan, ahora con sus majestuosísimos edificios modernos, estilo los 60 y los 70, del Bancomer, del Club de Leones, el de La Central, luce como envuelto para regalo con un moño gigantesco que Elecctra y su muy benevolente política comercial añaden con sus brillantes y vistosos colores... es realmente deprimente, ¿quién quiere este regalo del que lo único que vale la pena son sus árboles y jardines, los que parecían gemir del apretujadero de anuncios multicromáticos ―y multi "substancia"― y vapores de estufas hasta que la nueva administración municipal los auxilió ―gracias a Dios y a todos los santos―?

Se escuchan los comentarios sarcásticos, entre risas y gestos de tolerancia, sobre las trincheras que se abrieron en La Floresta, pero ¡se eliminará el cableado aéreo!, mayor soltura para nuestros árboles y menos estorbos al panorama.

La lozeta que está sustituyendo al adoquín, según algunos es muy bonita pero, según otros no, que está muy oscura, que se va a romper porque está muy delgada... Y ¿qué gestos les hizo el adoquín? este adoquín que apilado va formando las trincheras y dejando al descubierto el mosaico de colores amarillo y morado, otrora limpio y reluciente como el fondo de una alberca enorme en la que, por carecer de paredes, no se podía poner agua pero imprimía esta imagen a La Floresta (aunque, claro, el parecer de otros es que era "precioso", escuché por ahí... en gustos se rompen géneros, dicen también, y caras y costillas y relaciones... y los únicos poseedores de la razón que nos salva de "rompérnosla" son los especialistas en las materias correspondientes, benditos ellos que conocedores de la arquitectura mexicana pueden determinar la armónica e ideal para nuestro centro seudo histórico, benditos aquellos expertos en vialidad que pueden dar fluidez a nuestras calles y bienaventurados nosotros cuando les demos nuestro voto de confianza).

  Y ¿qué hay de las calles? confusión casi total. El primer proyecto del que tuve noticia incluía cerrar el tramo de La Floresta de Zaragoza a Manuel F. Soto abriendo simultáneamente la calle de Hidalgo, de lo cual esto último serviría para aligerar el tráfico. ―¿El tráfico? los congestionamientos de tráfico son un problema ¡mundial! que están tratando de resolver en las megaciudades como Toronto o Nueva York con muy poco éxito (GAKENHEIMER, Ralph. Los problemas de la movilidad en el mundo en desarrollo.).

Pero a nadie le agradó y se pusieron a las protestas, lo peor de las cuales es que surgen como chispazos aleatorios e intermitentes de francotiradores al exaltarse repentinamente por un piquete de mosco. Posteriormente, apareció un anuncio firmado por el patronato en cuestión y la administración municipal: "... dar la vuelta a La Floresta como antes...", ¿qué, cómo? ¿en automóvil? ¡el caos!, mientras se ve por ahí que se solicitan firmas para que no se abran las calles. Y luego, se entera uno de que únicamente se van a abrir las calles en el zócalo desde la biblioteca hasta donde inicia Zaragoza pero sólo en lo que se refiere a dejar el antiguo pavimento y no al paso vehicular, esto (aunque no se confirmó el dato) con el fin de hacer uniforme La Floresta, mmm, no suena mal pero ¿el pavimento de chapopote y volver a tener las banquetas de cemento? uuuuggghh. Esto no está confirmado, reitero.

Mientras tanto, las firmas continúan. Seamos honestos, de todos modos nada les iba a gustar, a unos que porque sus comercios, a otros que porque perdió el PRI, a otros porque, aquí, en petit comité, traen sus rencillitas en el almita y esto es buen pretexto pa' canalizar, en fin, y, entre todos estos están los que realmente se preocupan por su ciudad, por darle una vista bella, amplios espacios, hacerla grata y acogedora, pero como en general los tulancinguenses somos gente práctica y de trabajo preferimos lo feo con tal de que sea práctico y aquellos pocos que quieren hacer de su trabajo práctico caminatas saludables y agradables al banco o al mercado se quedan relegados, muchas veces creyendo que como lo bello no es práctico o que como no les van a hacer caso para qué opinar. El asunto es sobre qué opinar, ¿sobre nuestro gusto?, difícilmente nos llevaría a algún lado, ¿sobre nuestro concepto de la vialidad y la ecología como médicos, mecánicos o traductores? o ¿quizás sobre quiénes debe descansar la responsabilidad de decidir qué es lo mejor en cuanto a vialidad, ecología y estética?

 
     

cco

 
         
      César Cruz Islas nos da buenas razones más que prácticas relacionadas con la estética y el bienestar, con un clic aquí.  
         
GAKENHEIMER, Ralph. Los problemas de la movilidad en el mundo en desarrollo. Formato Documento Electrónico (ISO). EURE (Santiago). [online]. set. 1998, vol.24, no.72 [citado 01 Junio 2006], p.33-52. Disponible en la World Wide Web: <http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0250-71611998007200002&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0250-7161.

ï

  La Catedral: imágenes  
por Gilberto Izurieta, el "Gilo"

Tulancingo: ubicación y clima - hospedaje - restaurantes, cafés y bares

 

Gracias por su visita

www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com

info@tulancingocultural.cc

Aviso legal para navegar en este sitio

 
 

Visitas en las páginas que tienen el contador:free counter